Un buen sofá es una parte muy importante en la decoración de un ambiente. ¡Tiene que tener personalidad y confort! Tiene que adaptarse a toda la familia y a todos los usos que de un hogar –ver la tele, leer, charlar… para todo eso tiene que ser de excelente calidad y pensar en algunos detalles al buscar su nuevo sofá. Por ejemplo, la tela perfecta para vestir el sofá de tu living será la que mejor se adapte a sus necesidades. 

Hay que hacerse las siguientes tres preguntas para ver si el tipo de tela que hemos elegido y nos encanta, es realmente el más apropiado para nuestras necesidades.

  • ¿Utilizas el sofá todos los días?

Orientados hacia los tejidos más resistentes al frotamiento existen telas como que definitivamente son más prácticas y no deforman fácilmente, además de ser más resistentes que los tejidos naturales por ejemplo, tela de microfibras.

  • ¿Usted tiene niños o convive con mascotas?

Hoy en día existen materiales tecnológicamente avanzados para que el sofá sea mas durable, para cuando tiene niños o mascotas, como las telas resistentes al agua.

  • ¿Cómo es el clima de dónde vives?

La temperatura tiene mucho impacto en la tela más apropiada. El cuero, por ejemplo, es para ambientes más fríos ya el lino para lugares más calientes.

Tenemos una variedad increíble de materiales – el algodón, el lino o el Jacquard, por ejemplo, son estupendos para tapizar, dado que son gruesos y, además de resistencia, ofrecen una variedad estética muy amplia. Existen otros tejidos como el terciopelo y la chenilla, también interesantes.

Claves para saber si un sofá es cómodo

  • Al sentarse, las caderas nunca deben quedar más hundidas que las rodillas.
  • Al apoyar la espalda contra el respaldo del sofá debes poder apoyar los pies en el suelo.
  • Al sentarte, el borde del asiento no debe presionarte la parte posterior de la rodilla.
  • Debes poder apoyar el brazo en el reposabrazos, que tendrá que estar a la altura del codo, no más bajo.

Por último, para saber si un sofá tiene una buena durabilidad deben cumplir tres requisitos:

  • Una estructura de madera o metálica –de acero o aluminio–.
  • Contar con un sistema de cinchas o de muelles en zig-zag que aguante los cojines. 
  • Que las patas formen parte de la estructura del sofá o de material fuerte y de alta calidad para que no acaben aflojándose.

Si bien estos detalles son muy importantes, el diseño también hace toda la diferencia en tu hogar. 

Consulta todos los detalles del sofá que te gusta, las telas disponibles y personalice el tamaño del sofá para que quede perfecto en tu ambiente.

Links de interés: VER COLECCIÓN DE SOFÁS

Menú